La pérdida de la espiritualidad y su impacto en el bienestar.

¿Te has cuestionado sobre qué es realmente la espiritualidad?, en este post compararemos la búsqueda de la espiritualidad con la búsqueda del autoconocimiento. Y explicaremos por qué la pérdida de la espiritualidad puede llevarnos al desequilibrio emocional y las demás esferas que nos complementan.

Paulina Servín

6/13/20245 min read

La imagen de la portada es la obra:
House of Hope
Montien Boonma, 1997. Se encuentra en el Museo de Arte Moderno en Nueva York, MoMa.

Glosario:

  1. Espiritualidad: RAE
    1. f. Cualidad de espiritual.
    2. f. Conjunto de ideas referentes a la vida espiritual.

  2. Viktor Frankl, fue un neurólogo, psiquiatra y filósofo austríaco, fundador de la Logoterapia y Análisis Existencial.

  3. Voluntad de sentido: motivación primaria del hombre.

Durante la historia de la humanidad, se ha buscado brindarle un significado universal a la espiritualidad, esto debido a qué todos los seres vivos tenemos un "espíritu" (llámese también alma, conciencia, psique), una entidad inmaterial que forma parte de nosotros. 
En la mayoría de creencias filosóficas, religiosas y científicas que hablan sobre espiritualidad concluyen que la búsqueda de la trascendencia personal es fundamental para el crecimiento y bienestar emocional en los seres humanos.

Un error frecuente es confundir la espiritualidad con la religión, si bien, la primera se puede trabajar por medio de la segunda, no están directamente correlacionadas, es decir que, se puede trabajar la espiritualidad sin tener forzosamente que practicar algún tipo de religión o dogma.

La espiritualidad en esencia es la búsqueda constante del bienestar, ¿por qué me atrevo a afirmar esto?, en las teorías de desarrollo humano se parte de la idea de que el individuo es un ser integral y debemos observarlo como tal. Para facilitar su observación se crearon "categorías" o las también llamadas esferas del ser humano para clasificar los cuidados necesarios que supondría tener una persona plena (que vive en bienestar).

Bibliografía:

  1. Frankl, V. E. (2019). El Hombre en Busca de Sentido El Hombre en Busca de Sentido.

  2. Rogers, C. R. (2023). El Proceso de Convertirse En Persona: Mi Técnica Terapéutica. Planeta Publishing.

  3. Ricardo, B. (s/f). La experiencia de conexión existencial como concepto naturalista de espiritualidad. Redalyc.org. Recuperado el 13 de junio de 2024, de https://www.redalyc.org/pdf/1471/147153921005.pdf

  4. Arrieta Villarreal, J. L., & Guzmán-Saldaña, R. (2021). Modelo Biopsicosocial: De la teoría a la clínica. Educación y Salud Boletín Científico de Ciencias de la Salud del ICSa, 10(19), 101–102. https://doi.org/10.29057/icsa.v10i19.8033

Modelo Biopsicosocial

Pero, ¿dónde situamos lo que está más allá de los pensamientos, más allá de lo que somos conscientes?

La espiritualidad o el espíritu está situada más allá de estas esferas, es un concepto que surge dentro de la mente, pero no es meramente esta. Viktor Frankl, en su libro "El hombre en busca del sentido", explora el papel fundamental que desempeña la espiritualidad en la búsqueda de significado y propósito en la vida. Frankl, fue un psiquiatra sobreviviente al Holocausto, quien describió como incluso en las circunstancias más desesperadas y dolorosas, los seres humanos pueden encontrar un sentido a través de la conexión con algo más grande que ellos mismos, y describe la "voluntad del sentido" como una capacidad innata, sin importar las creencias e historias personales.

La pérdida de la espiritualidad como esfera nos sitúa en una posición muy complicada ante la vida, haciéndonos perder sentido y significado de ésta, llevándonos a tener sentimientos de desesperanza, vacío, soledad, depresión, ansiedad, entre otros, limitando nuestras capacidades de confrontar acontecimientos y desafíos de la vida diaria, afectando nuestras relaciones interpersonales y laborales, y sobre todo, contribuyendo a la pérdida del bienestar en general.

Se ha comprobado que, aunque podemos cuidar de las esferas para tener un balance, tanto la biológica, como la psicológica y la social, dependen de factores externos a nosotros. Ejemplo: puedo cuidar de mi salud física haciendo ejercicio y cuidando mi alimentación, pero un accidente puede llevarme a no poder realizar ejercicio y cambiar mi dieta a una líquida. Lo mismo puede pasar con las otras dos, sin embargo, la esfera espiritual es la única que depende únicamente de nosotros mismos, no se ve afectada por el exterior ni los demás.

Fue desarrollado por el psiquiatra George L. Engel, publicado en la revista Science en 1977. Actualmente se utiliza en campos como medicina, psicología, y trabajo social para comprender mejor las condiciones, desarrollar tratamientos efectivos y promover el cuidado de la salud general del individuo.

Este enfoque reconoce que la salud y el bienestar general son influenciados por una gran variedad de factores, incluyéndolos y dividiéndolos de la siguiente manera:

  • Esfera biológica: incluye todos los aspectos relacionados con la biología del individuo, es decir, su fisiología, salud física, ejercicio físico, higiene y cuidado general del cuerpo.

  • Esfera psicológica: se consideran los aspectos relacionados con la cognición y salud mental, se cuestionan los pensamientos y creencias, los comportamientos y reacciones, y la capacidad para afrontar o evadir las situaciones externas.

  • Esfera social: abarca el entorno social en el vive el individuo, en el se incluyen los factores familiares, culturales, laborales, amistosos, pareja, entre otros.

Desde ésta perspectiva, la espiritualidad podría, o incluso debiera contar con su propia esfera dentro del modelo basada en la introspección, ya que, no se puede encontrar ni dentro de lo biológico, ni dentro de lo psicológico y mucho menos dentro de lo social.
Para trabajar esta esfera es necesario visualizar el silencio interior, más allá de los pensamientos, llegando a un estado de completa calma y aceptación. Existe una técnica oriental que nos puede ayudar a llegar a ese lugar: la meditación.

En una primera aproximación al vocablo Espiritualidad es necesario mencionar que proviene del latín espíritu, que significa respiración, vitalidad. La meditación permite situar la atención plena en la propia conciencia (espíritu), y ayudarnos a volver consciente lo inconsciente. Nos brinda un espacio limitado y seguro para permitirnos mantener la atención a ese espacio interior, sin preocuparnos o distraernos por las situaciones externas de nuestra vida cotidiana.

Te quiero compartir una meditación guiada para principiantes. En primera instancia, elige un espacio que sea tranquilo para ti, puede ser tu cuarto, tu sala, o cualquier espacio cómodo que te transmita seguridad.

Toma una posición cómoda en la cual la espalda esté recta, puede ser sentado en una silla, en el piso como flor de loto, o acostado.

Concéntrate en tu respiración y el peso de tu cuerpo, con cada exhalación libera un poco de tensión y estrés. ¡Me cuentas cómo te hizo sentir!